FESTIVAL DE MÁLAGA: ‘Waste’ (cortometraje, 2016) – dirs. Laura Sisteró Carmona & Alejo Levis

Los catalanes nos están demostrando que tienen un gran potencial para el género y, con tanta presencia de la región en el festival, no sorprendería que alguna Bizanga caiga de nuevo en Cataluña.

Waste es un jeroglífico poético sobre el poder, el deseo y la corrupción escenificado en códigos teatrales físicos.

Es un cortometraje del cual puedo acordarme de la mayoría de sus planos pero me pierdo en cuanto al contenido de los mismos, más por asombro y admiración que por rechazo. Es onírico y preciosista, un relato que utiliza los tonos salmones rosados y los azules más aclarados (ambos evocadores de una nostalgia por la infancia o de la pureza virginal del concepto machista de la feminidad) para relatar una historia visceral y terrorífica. El producto final es un encuentro perturbador entre un Jodorowsky muy ligero y un David Hamilton que ha pasado un mal día.

Me ha alegrado muchísimo encontrarme de nuevo con la presencia de Mireia Oriol en este corto, tras debutar el año pasado en la galardonada Lina (2015, dir. Nur Casadevall). La actriz posee un rango de expresión muy curioso, es su cuerpo quien dice más sobre ella y sus estados de ánimo que una mueca en su cara. Estoy muy expectante de ver cual será su próximo trabajo.

Vicky Luengo posee una mirada singular, inquieta, muy despiadada y profunda. Con ella es capaz de dictaminar peores órdenes que el lápiz por el que pelean todas por obtener el poder.

La colaboración de ambos directores ha engendrado una pieza única y deliciosa que no debería quedarse relegada al olvido en los confines del Internet. De nuevo, insisto que estas películas merecen un espacio en las salas y en educar al espectador en la apreciación del género.